Diferencias entre coronas dentales y carillas dentales

Probablemente, si estás leyendo este post, sepas a la perfección cuál es la diferencia entre carillas dentales y coronas dentales. ¿Conoces qué función cumple cada uno de los dos tratamientos? ¿Cuál es menos agresivo para nuestros dientes? ¿A cuál de los dos llamamos fundas? ¿En qué consiste cada técnica exactamente?

Y es que, aunque para nosotros, los profesionales del sector, pueda resultar una evidencia, es habitual la confusión para nuestros clientes entre estos dos términos de nuestra jerga que, realmente, se refieren a tratamientos muy distintos. Pero se trata de una confusión lógica, ya que comparten la misma función estética. Es por este motivo por el que vamos a intentar aclararlo a continuación, para que nuestros lectores aprendan y para que los profesionales sepamos explicarlo con naturalidad y de una forma directa y sencilla.

¿Qué son las coronas dentales?

 

Más conocidas como fundas dentales, se colocan entre el diente natural que ha de ser tallado (reducido en su tamaño) para que este encaje perfectamente y pase así a sustituir al diente natural en su funciones estética y funcional.

Se trata de un tratamiento más complejo que colocar una carilla, menos conservador, ya que protege la totalidad de la pieza dental, toda la superficie del diente.

 

¿Qué son las carillas dentales?

 

Consiste en finas láminas  de porcelana que se adhieren al diente, con las que se consigue modificar el color, la forma y el tamaño del mismo. Es el tratamiento ideal si lo que se busca es mejorar la estética o soluciona problemas de menor envergadura (pequeñas roturas, mala posición de los dientes, cambio de forma o color de estos).

En esta ocasión, el diente natural no necesita ser tallado. A tratarse de una fina lámina que se adhiere al diente y lo cubre de manera parcial en su parte frontal, se trata de un tratamiento más conservador que el anterior. Sencillo de colocar, sin anestesia ni dolor.

 

¿Cómo elegir?

 

Normalmente, y también es nuestra recomendación, el dentista será quien determine qué tratamiento se ajusta más a las necesidades del cliente.

Como orientación, las coronas dentales se suelen realizar cuando existen roturas en el diente o pigmentaciones importantes que afectan a un 75% de la superficie del mismo. Las carillas solucionan problemas más puntuales, más específicos, que afectan menos a la pieza dental.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *